Todo lo que sube, baja. Y lo que baja sube de nuevo.

Cualquier persona que está involucrada incluso ligeramente en los mercados financieros es consciente de esta verdad simple pero profunda. Sin embargo, hay millones de inversores que cometen el error de entrar en el mercado justo cuando está en su pico más alto solo para encontrar que la ruta de salida es inexistente.

Para mantenerse lejos de la locura de invertir en el mercado en el momento inadecuado, es vital entender la naturaleza cíclica del mercado.

Una buena comprensión de los fundamentos del análisis técnico y un entendimiento de cómo funciona el mercado también es muy útil para predecir los movimientos del mercado.

Las cuatro fases de los ciclos del mercado 

Al igual que en la vida real, todos los mercados financieros se mueven en ciclos. No importa de que mercado se trate, todos tienen características similares y pasan por las mismas fases.

Fase 1: Acumulación 

Este es el momento en que el mercado está languideciendo en len el fondo. Es precedido de una caída especialmente fuerte en el mercado, pero lo peor ha terminado. No parecen haber más malas noticias en el horizonte. Los empresarios y los inversores inteligentes se dan cuenta de esto desde el inicio y ya han comenzado a comprar en pequeños lotes. El sentimiento del mercado, sin embargo, sigue siendo bajista. A pesar de esto, los precios tienden a permanecer con poco movimiento y en una tendencia lateral, ya que para cada vendedor, hay algún comprador interesado.

Fase 2: Mercado alcista

El mercado está ahora casi estable. Los medios de comunicación han dejado de pronosticar cuadros sombríos. La fuerza de compra está reuniendo impulso poco a poco. Es en este punto que la mayoría de los analistas técnicos aconsejan una señal de compra que debe ser manejada con cautela. Esto es así porque el mercado está formando máximos más altos, así como mínimos crecientes. Conforme esta fase se aproxima a su fin, la mayoría tardía intenta unirse al movimiento y los volúmenes del mercado comienzan a elevarse. Los valores se elevan gradualmente, y la razón comienza a ser dejada de lado. Cada caída de los precios ofrece a los inversores oportunidades para comprar, y participar del mercado alcista. Los precios muestran un movimiento parabólico. El sentimiento es muy alcista.

Fase 3: Distribución 

Esta es la fase en la que el sentimiento alcista se vuelve poco  a poco más incierto. Los precios ya no se mueven de manera parabólica, sino más bien en una banda. La gente se vuelve insegura con respecto a la dirección en que se mueve el mercado, y el mercado revierte gradualmente su dirección alcista. Los patrones clásicos como los dobles y triplesaltos, así como los patrones de Hombro-Cabeza-Hombro, son ejemplos de movimientos que se producen durante la fase de distribución. Los inversores inteligentes ya han salido, o casi completado la toma de sus ganancias.

Fase 4: Mercado bajista 

Este es el tiempo cuando el pánico y las malas noticias dominan completamente el mercado. Los precios caen drásticamente. Si la fase de acumulación lleva algún tiempo, la fase de venta masiva se produce rápidamente. Los inversores rezagados que han mantenido sus posiciones largas experimentan altas pérdidas, sufriendo la pérdida de más del 50%. Los volúmenes también se vuelven erráticos, y los periódicos comienzan a publicar nada más que malas noticias. Con esto el ciclo completa un círculo completo .

Conclusión: 

En este artículo vemos que los inversores inteligentes que reconocen las diferentes partes de un ciclo de mercado son más capaces de tomar ventaja de ellos para obtener ganancias.




Broker recomendado

0 comentarios:

Post a Comment

 
Top